top of page
Search
  • Alejandro Velez

Mi camino y mi Meta


“lo importante no es la meta, es el camino”

Constatino Cavafis

Prologo

“La felicidad no está delante de los ojos sino detrás”. En el budismo la felicidad es el no sufrimiento. El dolor se localiza en el cuerpo y no hay manera de no sentirlo. El dolor es real, físico, material e incomoda muchísimo, no es deseable. La felicidad no se localiza en ninguna parte del cuerpo por lo tanto no es físico, lo que se siente es mas bien un estar flotando, no es real, es casi inmaterial y por tal razón desaparece a pesar de que es deseable. Entre estas dos únicas posibilidades es preferible mantener un “bienestar genuino sostenible” la mayor parte del tiempo, evitando siempre el dolor.

Lo que el mundo da como riqueza/poder/estatus, el mundo lo puede quitar. La no riqueza/no poder/ no estatus puede dar también bienestar genuino sostenible.

Lo físico (externo) no siempre produce felicidad duradera. Lo mental (interno) si puede producir casi siempre felicidad duradera. Lo mental se adquiere, se cultiva, crece con el tiempo, es mío, nadie me lo puede quitar. Lo físico viene de afuera y me lo pueden quitar.

Dado que estas teorías se originaron hace mas de 40 siglos antes de Cristo, es bueno situarnos en el siglo 21 y revaluarlas. En aquellas épocas era muy fácil que cualquier invasor de los tantos y comunes que había, le quitara los bienes trabajados y adquiridos a los habitantes de cualquier region. Hoy en día las estadísticas muestran que no es tan probable que te quiten los bienes físicos tan fácilmente y por tal razón no encuentro atractivo llevar una vida como la de un santón en la india, desnudo, sin nada, pero lleno de triunfos mentales!. Modernamente después de la invención de los seguros, si a mi roban y me quitan mi carro, la aseguradora me lo repone; los bienes físicos si pueden ser duraderos. De nuevo es necesario seguir el consejo de Aristoteles de buscar el punto medio. Y ese punto medio yo lo defino como garantizar primero lo básico, las necesidades materiales básicas sin las cuales no es posible tampoco buscar los bienes mentales. Una vez garantizadas la satisfacción de esos bienes materiales mínimos, bienvenidos otros bienes materiales que den mas comodidad a mi vida sin restarle tiempo a la búsqueda de los otros bienes mentales que valoro tanto o mas que los materiales. Dentro de una lista expandible de bienes físicos, materiales, claro que desearía por ejemplo: viajes con objetivos definidos que siempre abren la mente, sobre todo, cuando se va a buscar y disfrutar de lo que solo está allí; también quisiera leer muchos libros; una gran casa amplia con sala digital para el metaverso, con taller o sala de pintura, con sala de música, con taller de electronica; no estaría mal una finca rústica en el campo con piscina climatizada para ahuyentar el Alzheimer; un pequeño carro eléctrico tan placentero para manejar mientras llega el auto autónomo; electrodomésticos domóticos; muebles y ambientes modernos y muy estéticos; adicionalmente dispositivos electrónicos para el metaverso y también para el mundo real …… y un largo etc etc que de no ponerle límite me quitaría lo más preciado que tengo que es el tiempo.Desde luego que ganarme mañana un baloto de $ 20.000.000.000 de pesos de un solo golpe me pondría en el mejor de los mundos y como dice Harari “ para lo único que me sirve tener dinero es para no tener que pensar en dinero” ….¿ si será tan sincera esta frase?


Mis referentes sólidos


Del psicoanálisis

Sigmund Freud siglo XX

Todo adulto trata de hacer el resto de su vida, aquello que tanto quería hacer en su niñez.

Jaques Lacan Siglo XX

Lo mas profundo de un ser humano es su deseo. Está en su inconsciente. No es fácil de notarlo uno mismo. En el juicio final no le preguntarán por lo bueno o malo que hizo en su vida sino, qué tanto cumplió sus deseos. De hecho se puede definir todo ser humano por una cadena de significantes (palabras) en donde el S1 es el primer y mas importante deseo o motor primigenio y primordial de esa persona. La letra S está por “significante” que es una palabra como “miedo de …” “ rabia con mi …..” “vengar a … “ “soy … “ etc. etc. La cadena continua con S2 - S3 etc etc. como huella personal de lo que se es, vale decir, una cadena de significantes construida durante toda su vida como fruto de todas sus interrelaciones con el mundo y con las personas. Después de años de sicoanálisis, el analizante con ayuda del analista, llegan a esa conclusión tan importante y a partir de ese momento el analizante acondiciona su vida para vivir de la mejor manera con ese descubrimiento o lo cambia o mejora si le es posible. Se supone que esta es la cura que tendrá como efecto disminuir a cero los síntomas, ansiedades, angustias de la persona, para llevar una mejor vida.


De las Religiones

Buda Siglo V antes de C.

Todos los caminos de todas las personas son diferentes y por lo tanto cada persona lo debe construir a su medida. No se vale ni copiar ni envidiar el camino de otro, de allí su famosa frase “si me encuentras en tu camino, mátame”.

La vida es estar sentado en una playa en donde llegarán olas buenas que se disfrutan sabiendo que se retirarán después. Luego llegaran olas malas que también se retirarán después. Los apegos hacen daño y se debe evitar pues produce dolores morales cuando nos faltan.

Jesucristo

“ Ama a tu prójimo” aunque desde el sicoanálisis se dice que los humanos somos creación del Otro (en mayúscula) dado que todo lo que tenemos en nuestra mente fue creado en conjunto con los seres humanos con quienes nos contactamos desde que nacemos. Sin el Otro no somos nada, para bien o para mal.


De la filosofía

Aristóteles siglo V antes de C.

Los seres humanos deben tender a la felicidad mediante la virtud, la ataraxia y la eudaimonia y siempre buscando el justo punto medio.

El animal racional se diferencia del resto de los animales por su razón, por lo tanto si esto es lo único que lo diferencia de los demás, en ello se debe basar uno para desarrollar todo el potencial disponible y desarrollarlo hasta donde pueda alcanzar, es decir, creando, pues cuando se razona se crea.

Jean-Paul Sartre siglo XX

Cuando se nace se está condenado a ser libre siempre, y la primera decisión será si sigo en este mundo o me bajo. Si acepto seguir, pues seguiré tomando decisiones libres hasta el final. No se vale decir que me trajeron a este mundo sin mi consentimiento.

Baruch Spinoza siglo XVII

“ La felicidad completa no existe, la tristeza no sirve para nada, luego todo está bien”. Pensamiento semejante en el budismo.

José Ortega y Gasset siglo XX

“yo soy yo y mi circunstancia, y si no la salvo a ella, no me salvo yo” Todo lo que está hoy en mi mente es decir la vida vivida y las circunstancias actuales hacen parte de mi yo. Tengo que operar sobre todo ello para poder transformar mi yo. No se vale transformar mi yo sin transformar mi circunstancia y esto se logra con palabras que cambien las palabras que hacían que la persona no avanzara a cumplir sus deseo. Es necesario operar sobre el inconsciente, que es como un lenguaje, y la tarea es cambiar unas palabras ( significantes) por otros significantes. No es fácil pero la meditación o el sicoanálisis lo pueden lograr.


El inicio de Mi Camino

A propósito de la frase de Freud antes mencionada y dado que en los sueños se revela el “inconsciente que es estructurado como un lenguaje” (Lacan), éste habla desde sus mas profundos deseos. En mi niñez solo recuerdo estos dos sueños:

Primer sueño

Cuando tenia cinco o seis años soñé estar en el patio de la casa y ya de noche miré hacia el cielo y vi el sol y los planetas describir órbitas iluminadas.

Segundo sueño

Estando entre sabanas y almohadas blancas en mi cama con seis o siete años de edad, levanté un pergamino blanco con letras color café, letras grandes en latin o griego.

De estos dos sueños que nunca olvidé, saco las dos siguientes conclusiones: del primero sueño un deseo por conocer cómo funciona el mundo y con el segundo sueño un interés por los lenguajes y lo que ellos significan en todo sentido para la vida.


Ya sobre el camino

Es mi deseo llevar una buena vida, no una vida feliz, o mejor un bienestar genuino sostenible como se lo escuché recientemente a un seguidor del Vipásana de linea netamente budista. Mi buena vida consiste en utilizar el tiempo mío disponible para conocer el mundo que encontré y también para tratar de transformar un poco el mundo con la única y simple razón de que está ahí y me nace hacerlo, me gusta hacerlo, obtengo placer en hacerlo, muchos llaman a esto trascendencia como algo metafísico pero eso no lo entiendo así, como algo externo a este mundo. Como una obligación de trascender que alguien nos impone desde fuera. Lo desconocido genera miedo, siempre puede haber un peligro escondido a cada paso. Me imagino el temor y las precauciones de los hombres de hace 200.000 años al salir de sus cavernas muertos del pánico frente a un mundo amenazante. Contrastando con el siglo XXI una persona que salga de su casa por la mañana en Zurich en busca de un buen desayuno sentirá muy pocos temores. Conocer el mundo como curiosidad mayor me permite tener menos miedos y temores en todo momento y frente a toda situación hasta que se presente una situación desconocida no prevista. En ese caso trataré de sobrevivir con lo ya conocido. Ese afán de conocimiento desbordado se puede tornar obsesivo sobrepasando la recomendación de Aristóteles lo que me hace proclive a esta mala costumbre y por lo tanto debo estar atento.

Creo que esta curiosidad me ha llevado a buscar en la ciencia una fuente de conocimiento “donde menos probabilidades tengo de que me engañen” se lo escuché a Wassermann.

Respecto a los textos en otras lenguas siempre me ha generado el deseo de resolver el misterio de descubrir el mundo y traducirlo en símbolos mediante el cerebro. Parece que allí esta el secreto de todo lo que hacemos, soñamos y somos. Menuda tarea! He estado interesado en estudiar otras lenguas, el fenómeno del lenguaje (la lingüística), sin los éxitos o frutos esperados después de tantas horas dedicadas, veo que esta tarea nunca la terminaré pues mi lema es “ cada vez que hacemos algo, fracasamos; porqué no hacerlo otra vez para fracasar mejor?”


De lo anterior mi camino me lleva hacia el conocimiento y hacia la creación. Conocimiento de qué?, de todo lo que me llame la atención que son muchas cosas. Creación de qué?, pues en el arte se supone que está la creación mas elevada del ser humano en cuanto se trata de productos que al ser contemplados por muchos o al menos por otro humano encuentran en ellos una resonancia profunda en su cuerpo, perceptible en una emoción de alegría, tristeza, rechazo, etc etc tocando las fibras mas profundas de un ser humano. Las artesanías no son arte porque no llegan a esa profundidad pero también son creaciones de menor nivel. Así sucesivamente se puede ir disminuyendo el grado de “artisticidad” de cualquier obra humana pero en todas ellas el autor sentirá o bien un mayor placer de creación artística (en un extremo estaría Picasso tras pintar uno de sus famosos cuadros cubistas) o tal vez un ligero placer de creación artesanal ( en el otro extremo, Juan Vélez, copiando el famoso cuadro de Picasso). Lo importante es “crear” lo cual es el atributo mas destacado de los dioses, los dioses crean. A la larga nadie es creador puro si partimos de la base de que una creación siempre es algo ya conocido combinado con algo nuevo. Un cerebro que crea, lo que hace es combinar todo lo conocido por ese cerebro con todo lo conocido que alguna relación puede tener con el problema en cuestión, mezclando de tal manera que aparezca algo que nunca antes había sido mezclado de esa forma y que otro ser humano al percibirlo dice: “me gusta, me llegó, es bello ! … “lo quisiera comprar porque me suscita emociones “. Nótese que siempre que hay una creación se genera en el creador una emoción placentera que valora el esfuerzo. Pero solamente si toca fibras profundas _a otras personas_ puede llamarse arte, de lo contrario sería una artesanía o un falso positivo. Quien aprecia la obra, si también siente cualquier emoción, le producirá también hormonas de placer o displacer y eso valora el trabajo del artista y un deseo de poseer la obra. La belleza genera el deseo de fundirse uno en ella o ella en uno.

En mi camino solo sigo esas dos líneas que quiero ir alternando hasta el fin de mi vida. En el terreno del conocimiento quiero conocer hasta donde me sea posible Ciencias, sicoanálisis, filosofía, historia, literatura, poesía, música, pintura. En el terreno de la creación, la música, la pintura, canto, literatura (ensayo).

En la juventud somos como automobiles que podemos probar por muchas y variadas vías, en la vejez somos como ferrocarriles que ya nos queda dificilísimo salirnos de nuestros rieles actuales.


Método para supervisar cada día la ruta correcta

El mundo físico externo se conoce mediante los 5 sentidos y la reflexión. Al mudo externo le dedicamos toda la vida para conocerlo y transformarlo, construimos artefactos que nos permiten ver más lejos, oír más lejos etc etc descuidando el mundo interno, el mundo de nuestra mente, en constante evolución y cambio. Como nuestras mentes somos nosotros, y como no existe instrumentos para analizar nuestra mente in situ nos hemos olvidado en occidente de entenderla mejor. Los induhistas sí lo han estudiado desde hace mas de 4.000 años, y los antiguos griegos hace 2.500 años entregaron al mundo la famosa frase “conócete a ti mismo”.

El historiador Harari optó por el sistema budista de meditación Vipásana y lo hace 2 horas diarias. Lo defiende como única manera de encontrar la felicidad. Del otro lado el medico y escritor premiado Sigmund Freud inventó el método de dejar hablar al paciente libremente y en ese discurso con sus lapsus, sueños, palabras elegidas y no elegidas el analista interpreta , no comprende, lo que el paciente dice para llegar finalmente por los dos caminos, creo yo, a la misma solución buscada, esto es, que la persona entienda su mente, entienda quién es y porqué actúa como actúa permitiéndole corregir y mejorar su vida.

Estos dos métodos permiten saber con regularidad si se está dentro del camino elegido o fuera del camino, lo que se llama delirar ( del latin delilare apartarse del surco, del camino recto), y por lo tanto son necesarios el uno o el otro (con la ayuda de otra persona) para controlar frecuentemente el rumbo a manera de brújula que señala el camino .


Mis metas

“Mientras no se pueda medir algo, no sabemos nada de ello”

Lord Kelvin


Si la vida genuinamente buena y sostenible se cumple en mi caso, deberé acumular acciones que me produjeron alegría cuando se sucedieron y que todavía me generan el placer de misión cumplida. Si las olvidé o no me producen ninguna satisfacción en el último día es porque no se trataba de acciones que puedan entrar en la lista final. Ese es el sentido de que lo mental sobrevive a lo físico. Ese sí es el equipaje con el cual nos despedimos, las manos pueden estar vacías pera la mente puede tener su más preciosa carga que es aquello que yo hice, que yo creé, y que ningún ser humano ha hecho igual. Si se trata de algo escrito eso sobrevivirá mientras haya lectores que lo lean.

Cuando esté de cara a la cortina final de que habla la canción My Way ( Paul Anka / Frank Sinatra ) quisiera revisar lo que hice, pero como ese día espero esté lejano, creo tener disponibles unos añitos para empezar a coleccionar mis obras. Mientras tanto, inicio mi lista con mis metas esperadas y deseadas que seguramente iré completando y ampliando antes de ese día. Por lo tanto, con beneficio de inventario, inicio hoy en mitad de Enero de 2022 la lista de las metas a las que quiero llegar:

1- Compartir tanto lo mental como lo material con los más míos (hijo, familia cercana, amigos, familia lejana, vecinos, conciudadanos, compatriotas, terrícolas), la vida en todos sus aspectos en la medida de las circunstancias. También compartir con quien necesita una pequeña ayuda, sin esperar ningún retorno. La mente siempre debe estar en contacto con las otras mentes para que el mundo interno permanezca coherentemente integrado a la cultura del grupo.

2- Escribir editar y publicar al menos un libro.

3- Pintar en formato grande varias pinturas en acrílico.

4- Escribir muchos poemas

5- Escribir algunos ensayos científicos o casi científicos.

6- Varias grabaciones instrumentales

7- Varias grabaciones vocal/instrumental

8- Y si me llega algún día la inspiración de las musas, lograr grabar alguna cancioncita

9- Leer y aprender sobre mis temas preferidos.

10- Cuidar mi salud permanentemente

11- Llegar a un estado de ataraxia y paz espiritual que me permita ser productivo

12- Viajar esporádicamente para disfrutar de las obras de arte o de las obras sublimes de la naturaleza en esos sitios.

13- Asistir a conciertos, óperas etc etc

14- Comprar x, y, z, de acuerdo con lo antes explicado.


Conclusion

Como decía el poeta, “excepto mi corazón todo está bien”. Pero para llevar una vida de bienestar genuino sostenible, el sostenible sin una ella no lo veo tan fácil, y por tal razón ando en busca de una ella como condición para que la lista de metas si tenga inicio, sentido y final.



59 views0 comments

Recent Posts

See All

¿Qué es un ensayo literario?

[Contexto “clave”para entender mejor la definición de ENSAYO] La palabra latina que utilizó Michel de Montaigne (1533-1595) para darle nombre a cientos de sus escritos, fue exagium, que significa pesa

Comments


Post: Blog2_Post
bottom of page